Medidas de apoyo a los trabajadores, familias y colectivos vulnerables

Estimados clientes:

Tras la publicación del nuevo Real Decreto – Ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 les resumimos los artículos más relevantes, y les facilitamos el enlace para que puedan acceder y leerlo al detalle:

Garantía de suministro de agua y energía a consumidores vulnerables

Durante el mes siguiente a la entrada en vigor de este real decreto-ley los suministradores de energía eléctrica, gas natural y agua no podrán suspender el suministro a aquellos consumidores en los que concurra la condición de consumidor vulnerable, vulnerable severo o en riesgo de exclusión social definidas en los artículos 3 y 4 del Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre, por el que se regula la figura del consumidor vulnerable, el bono social y otras medidas de protección para los consumidores domésticos.

Se prorroga de forma automática hasta el 15 de septiembre de 2020 la vigencia del bono social para aquellos beneficiarios del mismo a los que les venza con anterioridad a dicha fecha el plazo previsto en el artículo 9.2 del Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre.

Moratoria de deuda hipotecaria para la adquisición de vivienda habitual

Se establecen medidas conducentes a procurar la moratoria de la deuda hipotecaria para la adquisición de la vivienda habitual de quienes padecen extraordinarias dificultades para atender su pago como consecuencia de la crisis del COVID-19 desde este artículo y hasta el artículo 16 de este real decreto-ley, ambos incluidos y se encuentren en los supuestos de vulnerabilidad económica. (Desarrollo vulnerabilidad económica BOE, que se adjunta).

Prestación extraordinaria por cese de actividad de AUTONOMOS afectados por declaración del estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19

  1. Con carácter excepcional y vigencia limitada a un mes, a partir de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, o hasta el último día del mes en que finalice dicho estado de alarma, de prolongarse éste durante más de un mes, los trabajadores por cuenta propia o autónomos, cuyas actividades queden suspendidas, en virtud de lo previsto en el mencionado Real Decreto, o, en otro caso, cuando su facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75 por ciento en relación con el promedio de facturación del semestre anterior, tendrán derecho a la prestación extraordinaria por cese de actividad que se regula en este artículo, siempre que cumplan los siguientes requisitos:

a) Estar afiliados y en alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o, en su caso, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.

b) En el supuesto de que su actividad no se vea directamente suspendida en virtud de lo previsto en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, acreditar la reducción de su facturación en, al menos, un 75 por ciento, en relación con la efectuada en el semestre anterior.

c) Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. No obstante, si en la fecha de la suspensión de la actividad o de la reducción de la facturación no se cumpliera este requisito, el órgano gestor invitará al pago al trabajador autónomo para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.

*La cuantía de la prestación regulada en este artículo se determinará aplicando el 70 por ciento a la base reguladora. Cuando no se acredite el período mínimo de cotización para tener derecho a la prestación, la cuantía de la prestación será equivalente al 70 por ciento de la base mínima de cotización en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos.

*La percepción será incompatible con cualquier otra prestación del sistema de Seguridad Social.

Garantía en el mantenimiento de los servicios de comunicaciones electrónicas y la conectividad de banda ancha.

Mientras esté en vigor el estado de alarma, las empresas proveedoras de servicios de comunicaciones electrónicas mantendrán la prestación de los servicios de comunicaciones electrónicas disponibles al público contratados por sus clientes a fecha del inicio de la aplicación del estado de alarma, de forma que no podrán suspenderlos o interrumpirlos por motivos distintos a los de integridad y seguridad de las redes y de los servicios de comunicaciones electrónicas, según se define en el artículo 44 de la Ley 9/2014, de 9 de mayo, General de Telecomunicaciones, aunque conste dicha posibilidad en los contratos de servicios suscritos por los consumidores.

Suspensión de plazos en el ámbito tributario.

Quedan suspendidos los vencimientos de los plazos y fracciones de los acuerdos de aplazamiento y fraccionamiento concedidos, y los plazos para atender los requerimientos, diligencias de embargo y solicitudes de información con trascendencia tributaria, para formular alegaciones ante actos de apertura de dicho trámite o de audiencia, dictados en procedimientos de aplicación de los tributos, sancionadores o de declaración de nulidad, devolución de ingresos indebidos, rectificación de errores materiales y de revocación, que no hayan concluido a la entrada en vigor de este real decreto-ley, se ampliarán hasta el 30 de abril de 2020.

Interrupción del plazo para la devolución de productos durante vigencia del estado de alarma.
Durante la vigencia del Estado de Alarma o sus posibles prórrogas, se interrumpen los plazos para la devolución de los productos comprados por cualquier modalidad, bien presencial bien on-line. El cómputo de los plazos se reanudará en el momento en que pierda vigencia el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el Estado de Alarma o, en su caso, las prórrogas del mismo.

Medidas extraordinarias aplicables en la presentación de cuentas anuales.

Se amplía el plazo de tres meses a contar desde el cierre del ejercicio social para que el órgano de gobierno o administración de una persona jurídica obligada formule las cuentas anuales, ordinarias o abreviadas, individuales o consolidadas, y, si fuera legalmente exigible, el informe de gestión, y para formular los demás documentos que sean legalmente obligatorios por la legislación de sociedades queda suspendido hasta que finalice el estado de alarma, reanudándose de nuevo por otros tres meses a contar desde esa fecha.

Medidas organizativas que puede llevar a cabo la empresa por razón de su menor actividad económica.

Siempre considerando que la situación va a ser transitoria y que sus efectos pasarán a corto plazo, las empresas pueden tomar las siguientes medidas vigentes para organizar sus recursos humanos sin que ello suponga bajas o despidos, pues se presume que tras esta situación, la actividad de la empresa volverá a la normalidad:

En base a lo establecido en el Convenio Colectivo aplicable, del sector de actividad, y con acuerdo de los trabajadores, se pueden llevar a cabo las siguientes medidas para reducir el tiempo de trabajo efectivo o su distribución, todas con acuerdos por escrito entre las partes:

  • Acordar una distribución irregular de la jornada de forma temporal, mediante cambios de horario de trabajo o bien establecer bolsas de horas, de forma que el tiempo de trabajo no realizado ahora se compense tras la reincorporación, manteniendo el contrato intacto. Esta opción sería aconsejable para un período determinado, en el caso de que la situación no se prolongara excesivamente en el tiempo.
  • Realizar turnos entre los trabajadores.
  • Reorganizar los períodos de vacaciones, adelantándolos a estas fechas. La distribución de vacaciones se ha de pactar entre las partes, no pudiéndose imponer por parte de la empresa.
  • Establecer permisos remunerados.
  • Acordar excedencias voluntarias temporales, o permisos no remunerados, sin percepción de salario.
  • Acordar reducciones de jornada normal o por guarda legal, con reducción proporcional del salario.
  • Acordar situaciones de teletrabajo o trabajo a distancia. En esta situación la empresa en principio está obligada a proveer los medios técnicos necesarios para ello. Pero en virtud del acuerdo al que se alcance con los trabajadores, estos por voluntad propia pueden poner a disposición del empleador sus propios equipos personales.

Todas estas medidas, excepto las excedencias, suponen que los trabajadores mantengan sus derechos intactos, debiendo la empresa seguir pagando los salarios y seguridad social correspondientes.

En caso de que las medidas anteriores no sean suficientes, la empresa podría llevar a cabo un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), suspendiendo temporalmente los contratos o reduciendo las jornadas (entre un 10 y un 70 %).

Puede afectar a todos o a algunos trabajadores, debiéndolo motivar en este caso. Existirían dos modalidades:

I. Por causa de fuerza mayor. En este supuesto, que sería aplicable con mayor certeza a las empresas cuya actividad se ha decretado paralizada o en las que se detecte un riesgo inminente de contagio, la empresa debe presentar la solicitud del procedimiento a la autoridad laboral, con la medida propuesta (plazo de duración, trabajadores afectados, etc.), y la autoridad deberá valorar la existencia de fuerza mayor, resolviendo en un plazo estimado de 5 días. Su vigencia sería desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor (decreto de suspensión de actividad), aunque se presente después. Por el motivo de fuerza mayor la empresa quedará exonerará del abono de la aportación empresarial prevista en el artículo 273.2 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social. Si la empresa tuviera 50 trabajadores o más, en situación de alta en la Seguridad Social, la exoneración de la obligación de cotizar alcanzará al 75 % de la aportación empresarial.

II. Por causas económicas. En este caso, que sería aplicable a empresas cuya actividad no se ha decretado suspendida pero que decidan cerrar por caída de demanda de productos y servicios, escasez de materias primas o similar, la empresa debe comunicar la propuesta de medidas a una representación de los trabajadores, y debe existir un período de consultas en el que las partes debatan la iniciativa. Dicho período de consultas tiene una duración máxima de 15 días, con objeto de llegar a un acuerdo sobre las medidas a adoptar. Es un procedimiento que se alarga en el tiempo ante esta situación de urgencia. En este supuesto la empresa estará obligada al pago de la aportación empresarial, y se podrá realizar con carácter retroactivo.

En ambos tipos, no se produce ninguna indemnización, ya que el contrato sigue vigente.

El trabajador mantiene su antigüedad y todos sus derechos, y percibirá la prestación por desempleo será la resultante de computar el promedio de las bases de los últimos 180 días cotizados o, en su defecto, del período de tiempo inferior, inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo.

La duración de la prestación se extenderá hasta la finalización del período de suspensión del contrato de trabajo o de reducción temporal de la jornada de trabajo de las que trae causa.

El período por el que el trabajador perciba la prestación no computará tiempo del derecho a desempleo que tenía acumulado.

Las medidas extraordinarias en el ámbito laboral previstas en el presente real decreto-ley estarán sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad.

Interrupción del plazo para la devolución de productos durante vigencia del estado de alarma

Durante la vigencia del Estado de Alarma o sus posibles prórrogas, se interrumpen los plazos para la devolución de los productos comprados por cualquier modalidad, bien presencial bien on-line. El cómputo de los plazos se reanudará en el momento en que pierda vigencia el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el Estado de Alarma o, en su caso, las prórrogas del mismo.

Medidas extraordinarias aplicables en la presentación de cuentas anuales

Se amplía el plazo de tres meses a contar desde el cierre del ejercicio social para que el órgano de gobierno o administración de una persona jurídica obligada formule las cuentas anuales, ordinarias o abreviadas, individuales o consolidadas, y, si fuera legalmente exigible, el informe de gestión, y para formular los demás documentos que sean legalmente obligatorios por la legislación de sociedades queda suspendido hasta que finalice el estado de alarma, reanudándose de nuevo por otros tres meses a contar desde esa fecha.

Prórroga de la vigencia del documento nacional de identidad

El documento nacional de identidad y sus certificados de firma electrónica, queda prorrogada por un año, hasta el día 13 de marzo de 2021, la validez del documento nacional de identidad de las personas mayores de edad titulares de un documento que caduque desde la fecha de entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Línea de Crédito ICO a empresas de determinadas actividades

Las empresas dedicadas a las actividades siguientes podrán solicitar a través del ICO un crédito fondos para mantener la actividad de la empresa. Estos créditos estarán disponibles a partir del día 23 de marzo de 2020.

Las actividades incluidas son las siguientes (código CNAE y nombre): 493 Otro transporte terrestre de pasajeros. 4931 Transporte terrestre urbano y suburbano de pasajeros. 4932 Transporte por taxi 4939 Tipos de transporte terrestre de pasajeros n.c.o.p. 511 Transporte aéreo de pasajeros. 5110 Transporte aéreo de pasajeros. 5221 Actividades anexas al transporte terrestre. 5222 Actividades anexas al transporte marítimo y por vías navegables interiores 5223 Actividades anexas al transporte aéreo 551 Hoteles y alojamientos similares. 5510 Hoteles y alojamientos similares. 552 Alojamientos turísticos y otros alojamientos de corta estancia. 5520 Alojamientos turísticos y otros alojamientos de corta estancia. 559 Otros alojamientos. 5590 Otros alojamientos. 56 Servicios de comidas y bebidas. 561 Restaurantes y puestos de comidas. 5610 Restaurantes y puestos de comidas. 5621 Provisión de comidas preparadas para eventos. 5629 Otros servicios de comidas. 7711 Alquiler de automóviles y vehículos de motor ligeros. 7721 Alquiler de artículos de ocio y deportes. 7911 Actividades de las agencias de viajes. 7912 Actividades de los operadores turísticos. 799 Otros servicios de reservas y actividades relacionadas con
los mismos. 7990 Otros servicios de reservas y actividades relacionadas con los mismos. 855 Otra educación. 91 Actividades de bibliotecas, archivos, museos y otras actividades culturales. 9004 Gestión de salas de espectáculos. 9102 Actividades de museos. 9103 Gestión de lugares y edificios históricos. 9321 Actividades de los parques de atracciones y los parques temáticos. 9329 Actividades recreativas y entretenimiento.

*Les informamos que se esperan modificaciones de algunas medidas adoptadas en anteriores decretos, por lo que les informaremos de todas las novedades que se produzcan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.